Un vuelo por el cielo de Tanti

Publicado el 02 de agosto, 2022

Compartir

El respiro necesario después de una agotadora semana de trabajo. Eso es Tanti. Tan cerca del cemento de la ciudad que su aire puro y sus senderos decorados por un arroyo cristalino son oasis para la rutina.

El camino lo conocemos casi de memoria, rumbo a Villa Carlos Paz por RN 20, continuamos viaje por la Ruta Provincial 28 hasta llegar a destino. Tanti es un pueblo serrano emplazado al sudoeste del Valle de Punilla, a 50km de la capital de la provincia.

Como siempre, la parada gastronómica es infaltable. El cartel reza “Antílope, restaurante de campo”.

Una carta sencilla, productos de estación y la calidez de quien atiende. La carta me tentó por unas pastas que llegaron a la mesa con aroma y punto ideal. Breve charla con el mozo basta para obtener la aprobación para nuestro plan de hoy: “No se pierdan de visitar la Cueva de los Pajaritos”. Sobremesa rápida y a seguir viaje.

Unos 8km aproximadamente, por el camino que lleva hacia Cosquín, para llegar a una de las 7 Maravillas Naturales de Córdoba.

La Cueva de los Pajaritos es una formación de enormes piedras moldeadas por la erosión. “La cabeza del indio”, “El tanque”, “El mono”, “El perro”, “Mirador del Lago San Roque”, “La Lluvia del Amor” y el “Bosque de los duendes”, son algunos de los nombres que reciben los recovecos por su raras formas ganadas a lo largo del tiempo.

Allí, en cada rincón, están los chirríos, parecen vestidos de traje. Plumaje negro y un fino anillo de plumas blancas alrededor de su cuello, cola en punta con forma de abanico. Estas pequeñas aves vencejo, de la familia de las golondrinas, anidan entre las rocas.

Se han apropiado del lugar y aquí, junto a muchas especies más de fauna,  le dan identidad propia a la Reserva de Tanti. Pudimos verlos en plena actividad, salen de mañana a buscar alimento y vuelven al caer el sol  entre las piedras. Ese es su día y mate de por medio, pudimos compartirlo mirándolos y respirando aire puro y fresco.

 

Ah! Tomé nota de otra recomendación del mozo de “Antílope”: “visiten la cascada de Los Chorrillos”.

Ya tenemos próximo plan. Gracias Tanti, sos respiro y vuelo en aire puro y cielo azul.

Entradas relacionadas