San Clemente, pura belleza y tranquilidad

FOTO: RUBÉN SACULLO

 

 

Belleza y tranquilidad. Naturaleza a pleno. Así es el paisaje en San Clemente, en Paravachasca.

A tan sólo 78km. de la ciudad de Córdoba, por RP 34, llegamos a San Clemente. Atravesado por los arroyos Las Granadillas y Las Tazanas, y los ríos Suela, San José y San Pedro, el paisaje regala aguas doradas y tranquilas.

En San Clemente está el Córdoba Trucha Club, institución de pesca deportiva de truchas con un dique especialmente preparado, que cría a miles de estos peces y además ofrece platos gastronómicos de excelente calidad con pesca del día.

Tras el almuerzo, la tarde invita a recorrer los senderos de San Clemente, entre espinillos y pinares.

A pie, a caballo o en bicicleta, el terreno es de baja dificultad para principiantes e ideal para recorrer en familia.

Llegamos así a la capilla Nuestra Señora de la Merced. La construcción data de 1947 y está íntegramente construida en piedra.

El imperdible de San Clemente es sin dudas el Parque Nacional Quebrada del Condorito. Este Parque cuenta con una biodiversidad única en Argentina.

FOTO: GABRIEL TELLO

 

El imponente cóndor andino, habitante de tierras cordobesas era considerado por los pueblos originarios un ave sagrada. En la actualidad, el cóndor es el ave terrestre de mayor envergadura, Habita las laderas del paisaje cordobés desplegando su majestuoso vuelo, volando a corta distancia de los visitantes, en un espectáculo inigualable.

FOTO: GABRIEL TELLO

 

San Clemente tiene todo: aguas refrescantes, senderos tranquilos y una experiencia imponente de avistaje de aves.

Compartir

Entradas relacionadas

Pedaleando por La Bolsa

Villa La Bolsa es dueña de tanta belleza natural que propone planes todo el año. Esta localidad del Valle de Paravachasca, atravesada por el río Anisacate, es ideal para disfrutar

Leer más »
Scroll al inicio
Ir al contenido