La Argentina: un pequeño paraje rural con esencia serrana

Publicado el 07 de mayo, 2020

Compartir

Desde San Carlos Minas, la cabecera departamental de Minas, a través de holgados caminos de tierra, nos trasladan para experimentar una serie de originales rincones.

En esa particular geografía se destaca el paraje rural la Argentina, un pequeño poblado que se encuentra enclavado al pie de las Sierras de Pocho, el cordón occidental de Córdoba. Voluminosas extensiones de Palmas de Caranday, que se adaptaron al noroeste mediterráneo, nos acompañan durante todo este circuito de turismo rural, único en la República Argentina. Una serie de estrechos parajes con una cultura serrana sin igual, donde se respira aire puro y se percibe la identidad propia de la “gente de campo”. Susurros que se lleva el viento, con una tonada especial que difiere a la del cordobés que habita en las grandes ciudades.

 

El pan casero con chicharrón elaborado en hornos de adobe, las ovejas y gallinas revoloteando en los corrales, caballos y mulas son frecuentes por aquí, como así también las viejas tradiciones. El camión con alimentos, las garrafas de gas envasado y los artículos de higiene y limpieza, entre otros productos vitales, pasa una vez por semana. La venta se hace paraje por paraje y solo en efectivo. Por estos lares no existen los cajeros automáticos ni señal de telefonía móvil: todo es un mundo nuevo, un universo para explorar, lleno de calidez y sensibilidad.

Adentrándonos en un mundo de exploración

En ese contexto, la Argentina es un edén incrustado en una geografía agreste y peculiar, cubierta por grandes macizos de sierra y los palmares de Caranday. El paraje cuenta con un puesto sanitario, escuela primaria, juzgado de paz, una iglesia y el destacamento policial. Por lo general, disponen de energía eléctrica, que proviene de San Carlos Minas, aunque los parajes Piedra Grande, El Saucecito, Ojos de Agua y El Talar no corren con la misma suerte. El abastecimiento de agua potable se consigue de los arroyos, mediante la extracción con bombas de agua. Varios de los parajes nombrados, reportan a la Argentina como centro político y de difusión de las novedades sociales, configurándola como el espacio de articulación de una zona donde la fragmentación y la lejanía son las constantes.

Otros destinos que se pueden conocer desde la Argentina: el paraje Las Palmas, la reserva de Chancaní, los túneles de Taninga, El Durazno, El Saucecito, Cerro Bola, Agua del Tala, Los Ojos de Agua y El Talar.

A tener en cuenta: se sugiere realizar la travesía por la mañana temprano, para aprovechar al máximo la luz natural del sol. Los caminos de tierra se encuentran en perfecto estado para transitar, excepto que haya llovido torrencialmente. No es necesario tener una camioneta 4 x 4, el viaje se puede planificar con cualquier vehículo de tracción, teniendo en claro que no hay estación de servicio cercana durante el recorrido, por lo que se recomienda cargar combustible en San Carlos Minas o Villa del Soto. Llegando desde el Valle de Traslasierra, los lugares recomendado son: Mina Clavero (GNC y naftas) y Villa Cura Brochero (solo nafta). Por último, será vital controlar el aire de los neumáticos y el baúl del vehículo (las herramientas para cambiar alguna cubierta no pueden faltar).

Crédito por fotografías: @lucasartdeco

 

Entradas relacionadas