Punilla

Villa Carlos Paz

Compartir

Formaciones de rocas milenarias enclavadas en Ongamira 

Conocida por sus llamadas “Grutas”, Ongamira es visitada constantemente por turistas de nuestro país y de otros rincones del planeta. Sus formas, colores rojizos y la asociación a cuestiones relacionadas a vida de otro “plano”, generan gran curiosidad. Está enclavada en medio del valle homónimo, en la región norte de la provincia de Córdoba, por lo cual recibe aportes naturales de todo el entorno que lo rodea. En consecuencia puede observarse en ella una vida silvestre única, viva, que estalla cada día. A estas riquezas, podemos sumar un complemento único, que inyecta una gran dosis de identidad, cultura, folclore y esencia: su gente, los que nos reciben allí.

Luego de encontrarnos en Capilla del Monte, nos dirigimos por la ruta que atraviesa La Quebrada de Luna. El entorno se va volviendo cambiante, con algunos elementos de flora y fauna que nos van avisando que estamos entrando a un espacio geográfico diferente. Aquí parece que la respiración se contiene. Curvas, cerros, pasadizos entre las rocas, vados llenos de agua, Palmas y valles perdidos en la inmensidad, son los dueños del paisaje.

Luego de dejar el auto, y con la sensación de que llegamos a casa, todo recién está por iniciarse.

La trepada hacia El Colchiqui

Primero entre bosquecito de molles, espinillos, talas y algarrobos, luego entre cocos y romerillos, para luego, al ir cobrando altura, entre pastizales altos. Las vistas son impresionantes. El caminar se alterna entre tomas fotográficas de los cursos de agua que están al este y al oeste, la cima del cerro, las formaciones de roca sedimentarias que ocupan casi toda la visual al norte y las pequeñas flores de las hierbas que crecen haciéndose lugar entre el pajonal.

El sendero es angosto, y cada tanto se puede encontrar una piedra redondeada para sentarse a contemplar. Hay que estar atentos, ya que la sombra de un ave sobrevolando la zona, nos indicara que estamos en presencia de los curiosos cóndores, o de sus siempre compañeros jotes. Al llegar a la cumbre, en donde los 1500 metros sobre el nivel del mar se hacen notar, todo es una fiesta.

Un gran suspiro, el observar intentando entender la dinámica de este gran espacio, de cómo funciona todo este sistema natural, sincrónico, armonioso, nos sitúa en el aquí y ahora, y nos demuestra lo importante que es dimensionar lo que significa nuestra existencia dentro de todo el proceso milenario que conformo este espacio.

Dejamos la senda para ingresar a campo traviesa por el llamado Senderos de Los Pumas, para recorrer el faldeo de esta parte de las sierras chicas. Aquí, el pastizal se alterna entre piedra pelada, crasas espinosas, huesos de vacas, y bosta de vacas que también dejaron su señal. Este recorrido recibe este nombre, ya que no estamos solos. Aquí se encuentra en gran numero el carnívoro más grande de américa. El puma. La gran presencia de alimento, hace que la población de estos felinos vaya en aumento. Ellos encuentran en las vacas, ovejas y cabras principalmente, sustento de sobra para alimentarse todo el año. La cadena alimenticia incluye también a los carroñeros que esperan el festín.

Tras dejar el tramo que bordea una profunda quebrada, llegamos a un pequeño vallecito donde nos encontramos con un arroyo que hace un lugar propicio para el crecimiento de árboles. Allí almorzamos, estiramos las piernas, nos acostamos, nos relajamos un rato antes de seguir. Cerrar los ojos, con el rostro al sol, sintiendo la brisa suave, es reconfortante, sobre todo sabiendo que llegamos hasta aquí, que lo logramos.

Comenzamos a bajar de altura, siguiendo un camino angostito de montaña, que va bordeando el arroyo. En este regreso al punto de partida, que transcurre por la ladera este del cerro, la más escarpada, es llamativa por la sensación de estar encajonado entre las paredes del Colchiqui, y la altura del monte nativo que se encuentra del otro lado. Tantas vivencias necesitan ser procesadas, conversadas, compartidas.

El lugar ideal para hacer una puesta en común, tomando unos ricos mates, es un alero profundo que nos da resguardo y envuelve con su calor, las charlas, risas y agradecimiento a un día tan enriquecedor.

Equipamiento necesario 

  • Mochila cómoda.
  • Aunque haga calor, pantalón largo cómodo.
  • Calzado cerrado deportivo o similar.
  • Par de medias.
  • Traje de baño y tallón.
  • Agua 1.5 litros
  • Protector solar/lentes/gorra.
  • Bolsa de nylon.
  • Carnet obra social y DNI.
  • Capa o piloto (no se suspende por lluvia).
  • Botiquín personal, de uso frecuente.

Sugerimos

  • Mate, yerba y termo pequeño.
  • Cámara de fotos.
  • Bastón de trekking.

Ficha Técnica 

Punto de encuentro: En la estación de servicio dual antes de dejar la localidad de Capilla del Monte.

Tiempo aproximado: S/d.

Nivel de dificultad: Bajo.

Público recomendado: Para todo público.

Duración/distancia: S/d.

¿Querés vivir esta experiencia? Comunícate directamente con este prestador ingresando, AQUÍ

Dirección

Capilla del Monte, Córdoba, Argentina.

Teléfono

+54 9 (351) - 5218156

Email

andoexperiencias@gmail.com

Compartir

Ubicación

Trekking al Colchiqui y Senderos Los Pumas

Experiencia

Viví la experiencia online

facebook

instagram

Prestadores

Storaccio Nicolas Roberto

(Valle de Punilla)

Cabalgatas