Traslasierra

Mina Clavero

Compartir

Para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre, Villa de Las Rosas es uno de los escenarios perfectos para emprender caminatas. Consagrada como “Capital del Senderismo”, presenta varios circuitos para recorrer a pie. Solo hace falta ponerse ropa cómoda, zapatillas y salir a conocer este pueblo serrano.

 

A gastar las suelas

Desde la misma plaza San Martín se puede hacer un trekking corto hasta el balneario municipal Guasmara. Ya en esa zona, se vislumbran algunos paseos interesantes. Por ejemplo, el sendero Los Zorzales, con 2.300 metros de extensión entre pastizales y vertientes. Es de baja dificultad y va bordeando el arroyo Los Hornillos. Un dato: no olvide llevar la cámara de fotos para llevarse postales únicas de las aves que revolotean por el lugar.

Otras opciones posibles son el Sendero de La Calandria, con un trayecto de un kilómetro bordeando el arroyo Los Molles, y el Sendero Los Jilgueros, que puede realizarse en dos tramos: uno de 1400 metros y otro de 1200. Se trata de circuito de dificultad media, a la par de los arroyos Las Chacras y Los Hornillos.

Desde arriba

Para encontrar vistas panorámicas increíbles, se sugiere el recorrido recorrer las 14 del Vía Crucis. Se parte, también, desde el balneario, y puede continuárselo hacia el monumento al Cacique Guasmara o hacia el Museo Comechingón. En el camino hay abundante vegetación y animales de campo.

Por último, no podía faltar el ascenso al cerro Champaquí. La experiencia de subir el cerro más alto de la provincia, con 2790 metros, también es posible partiendo desde aquí. Particularmente, se trata del acceso más corto hasta su ingreso. Recomendación: no olvide anotarse en la casilla de registro de personas en Los Molles.

Compartir

Ubicación

Senderismo en Villa de Las Rosas

Experiencia