Áreas Protegidas: naturaleza en estado casi virgen

Cóndores sobrevolando el paisaje, flamencos rosados tiñendo el horizonte del Mar de Ansenuza, diferentes recorridos que nos acercan a la naturaleza por medio de cabalgatas, trekking y turismo fotográfico. La Provincia de Córdoba sirve de refugio para una multiplicidad de especies de flora y fauna. Un “oasis” en medio de las Salinas, una imponente cascada rodeada de verde o una inmensa laguna de agua salada. La propuesta es salir en busca de estos rincones de incomparable hermosura.
Algunos lugares del territorio provincial, por mantener una naturaleza en estado casi virgen y de gran importancia ambiental, han sido declarados Áreas Naturales. Sin embargo, el resguardo no significa que estas Reservas no pueden ser visitadas sino que debemos saber como hacerlo para no alterar el equilibrio del entorno y aprovechar al máximo nuestro paso por el lugar.
Uno de los lugares que podemos visitar, con previa autorización de la Agencia Córdoba Ambiente, se ubica al noroeste de la Provincia; un “oasis” inmerso en la extensa Reserva de las Salinas Grandes. Alrededor de él, un manto blanco de sal cubre cerca de 190.000 ha. En medio de ese inhóspito lugar se halla el Refugio de Vida Monte de Las Barrancas, un sitio poco conocido y que deslumbra con los increíbles paisajes que posee. Su importancia radica entre otras cosas, en ser el único lugar en la Provincia donde se encuentra el Guanaco en estado salvaje. Fuera del Refugio, las lagunas temporales que se forman en las Salinas brindan imágenes inolvidables para el visitante.
También en la Región Norte, pero al este de Córdoba, se encuentra una de las cuencas cerradas de agua salada más importante de Latinoamérica; el Mar de Ansenuza o Mar Chiquita. Allí, entre una múltiple variedad de especies de fauna, se encuentra el flamenco rosado. Al atardecer, el horizonte de agua se tiñe por el vuelo de estas fantásticas aves, dejando una de las imágenes más emblemáticas de nuestra Provincia.
El Parque Nacional Quebrada del Condorito, es otro de los destinos que podemos recorrer. Siendo el área de reproducción del Cóndor más alejada de las Cordillera de los Andes, este parque es sin duda alguna el lugar ideal para establecer esa comunión con el ambiente que nos lleva a acompañar las manifestaciones más imponentes de la naturaleza. Esta imponente quebrada en el relieve se encuentra dentro de la Reserva Hídrica Pampa de Achala, otra de las regiones que no podemos dejar de visitar.
Es importante recordar que la naturaleza posee un lenguaje, un código que debemos asimilar para que sea más provechosa la visita a las Reservas. En determinados días, cuando las condiciones climáticas en el “bajo” son inestables, la cima de los cerros se cubre de una fuerte neblina que no nos permitirá apreciar el lugar y tornará más peligroso el paseo. Estos son sólo algunos de los conocimientos que debemos asimilar para sumergirnos por completo en el ambiente.
Como hemos visto, las condiciones varían casi de un extremo a otro. Los requisitos fundamentales y elementos necesarios para surcar el extenso manto de las Salinas Grandes, son muy diferentes a los que precisaremos para adentrarnos la Quebrada del Condorito y Pampa de Achala o a los necesarios para atravesar los dominios del Mar de Ansenuza. Guarda fauna, guías autorizados, prestadores de turismo alternativo y el personal de la Agencia Córdoba Ambiente poseen los conocimientos de los que debemos valernos para poder aprovechar al máximo el viaje por estos bellos rincones de la naturaleza.

Datos Útiles:

Secretaría de Ambiente 
Av. Richieri 2187
(0351) 4343316/10-14
http://www.secretariadeambiente.cba.gov.ar/

Parque Nacional Quebrada del Condorito
Resistencia Nº 30 – Villa Carlos Paz – Cordoba
Tel. (03541) 433-371 / 486-287
quebradadelcondorito@apn.gov.ar
www.condoritoapn.com.ar

Miramar (Mar Chiquita)
Tel: Oficina de Informes: (03521) 497277
www.turismomiramar.com
miramarencordoba@gmail.com

 

 

Compartir

Entradas relacionadas

Scroll al inicio
Ir al contenido