Caminos del Vino
< VOLVER
El vino es motivo de nuevas experiencias turísticas. En reuniones de amigos, acompañando la mesa familiar, en momentos de gran intensidad emocional, siempre está presente en nuestra vida cotidiana y en nuestros tiempos de recreación y descanso.

El vino es motivo de nuevas experiencias turísticas. En reuniones de amigos, acompañando la mesa familiar, en momentos de gran intensidad emocional, siempre está presente en nuestra vida cotidiana y en nuestros tiempos de recreación y descanso.

El vino tiene una larga historia en Córdoba, desde comienzos del siglo XVII cuando los jesuitas plantaron las primeras cepas de vid en las Estancia de Jesús María y Caroya y comenzaron con la producción de vino en Jesús María. El primer vino elaborado en actual territorio argentino, el Lagrimilla, fue degustado por el Rey Felipe V de España. Esta tradición se vio enriquecida con los aportes de la inmigración friulana en colonia Caroya, a partirde fines del siglo XIX y con la posterior incorporación de tecnologías de última generación, que han permitido a las bodegas cordobesas alcanzar significativos avances en la calidad de sus vinos. Se producen vinos de uvas tintas y blancas, algunos de cepas de altura, de excelente calidad, que han sido distinguidos con premios internacionales.

Reforzando la importancia de la vitivinicultura en Córdoba, el calendario anual de fiestas y festivales incluye varias vinculadas con el producto, como la Fiesta Nacional de la Sagra de la uva y Fiesta Provincial de la Vendimia (Colonia Caroya en marzo), la Fiesta de las Comidas Típicas Caroyenses (Colonia Caroya en julio), la Fiesta Nacional del Salame Casero (Oncativo en agosto) y la Fiesta Nacional de la Frutihorticultura (Colonia Caroya en noviembre), donde es posible participar de la alegría de una comunidad que deposita amor en sus productos.

Los Caminos del Vino en Córdoba presentan una característica particular por su ubicación, dado que, gracias a su proximidad, permiten conocer simultáneamente bodegas, productores artesanales y viñedos junto con las Estancias Jesuíticas, el antiguo Camino Real y rutas alimentarias (en el área Norte), lagos, sierras, microclimas y artesanías (en Calamuchita, Traslasierras y Noroeste).

Asociando la historia, las tradiciones, los paisajes y las técnicas de producción, ocho bodegas y siete productores artesanales nos invitan a recorrer Córdoba y degustar sus vinos en las áreas Norte, Calamuchita, Traslasierras y Noroeste.