Oculto en el suroeste, Alpa Corral, paraíso de pinares y ríos

Publicado el 04 de mayo, 2020

Compartir

Escondido en las Sierras de Comechingones, Alpa Corral es la localidad que limita con la provincia de San Luis, ubicada en un cordón montañoso con excelsos bosques nativos en el suroeste mediterráneo.

Alpa Corral como la zona de Achiras [ver nota de Achiras], son importantes centros turísticos con cercanías a la Ciudad de Río Cuarto, pero en esta oportunidad, el destino elegido es Alpa Corral (Sin actividad turística por la cuarentena obligatoria).

Con el cerro Blanco a 1.138 msnm, la travesía a la Unión de los Ríos que pertenece al circuito de Villa Santa Eugenia, la hermosa ciclovia que llega hasta el Puente Colgante de la floral calle Los Espinillos y concurrir al paseo Quebrada del Sol, son algunos de los placeres naturales y arquitectónicos de Alpa Corral.Los accesos viales al pequeño pueblo están bien señalizados y óptimos para transitar, desde el centro de la ciudad de Córdoba se puede viajar por RN36 hasta Alcira Gigena y luego hacia la derecha tomando la RP23 hasta Alpa Corral (camino de ripio de 45 km). Las rutas que conectan a la localidad cordobesa con Santa Fe, Buenos Aires y la Pampa se encuentran en perfecto estado. Por otra parte, el destino turístico cuenta con estación de servicio sólo para la carga de nafta o diésel, 4 zonas de acampe, cabañas, centro cultural, un museo provincial y el centro de salud.

Entre tantos atractivos para visitar, el recorrido hacia el vado que se disfraza entre bellos pinares o el circuito religioso de las 10 grutas ubicadas en distintos puntos geográficos del paraíso en cuestión. Son dos buenas propuestas bajo un entorno natural único. A 4 kilómetros se encuentra Villa Jorcorico, un lugar tranquilo con baños naturales que se forman del cauce del río. En la zona de Los Pinares cruzando el vado y subiendo 6 kilómetros río arriba, un bosque de pinos con vistas panorámicas excepcionales es otro de los sitios que transmiten paz y una oportunidad para explorar con la cámara fotográfica. Al sur de la urbanización, se encuentra Villa Santa Eugenia con una característica geográfica poco común, la misma se localiza al margen de 3 ríos: “Las Moras” y “El Talita” que forman el río Barrancas, ubicado a 1.000 msnm y se enmarca dentro de una biodiversidad arbórea nativa con exclusividad en el corredor Comechingones. En ese destacado hábitat, existen más de 240 especies de aves que vienen a buscar refugio al ecosistema serrano. Un plan para el goce familiar, es la estadía en el balneario natural “Sauces Colorados”, identificado por su extensa playa de arena y viejos sauces que le terminan dando nombre al lugar.Más cerca del pueblo, la iglesia Nuestra Señora del Tránsito es una añeja capilla de gran valor arquitectónico, el establecimiento religioso forma parte del patrimonio histórico de la localidad. El puente Colgante construido a finales del siglo XIX en el famoso Parque Sarmiento de la ciudad de Córdoba, y que en 1978 fue trasladado a Alpa Corral. La estructura forjada en hierro macizo se concentra en la zona “El Cajón” a más de 50 msnm, donde se puede experimentar “puenting” con una caída de 45 metros de altura.

Otra maravillosa obra es el puente Barrancas, situado en el antiguo camino que va a la Turbina con un singular atractivo denominado “la barranca de los loros”.

Con una marca tradición en fiestas populares, la localidad goza de un calendario turístico anual, entre los festejos más importantes se destacan: la fiesta de la cerveza artesanal, la peña folclórica, el carnaval y el inicio de la primavera.Contacto: Oficina de Turismo

N° de teléfono fijo: (0358) – 4888055

En la página web, ingresando AQUÍ.

O en la red social de Facebook.

Entradas relacionadas