La huella mágica que finaliza en el Dique Los Alazanes

¿Por qué se llama Los Alazanes? Con un sentimiento guardado desde los recuerdos de su infancia, un baquiano del lugar contestó: “se refiere a un tipo de caballo que posee una tonalidad rojiza, amarillenta”. El dique se encuentra en Capilla del Monte, último pueblo al norte del Valle de Punilla, donde las serranías más altas nos revelan un tinte de misterio y de encanto en la zona de la travesía.

Se recomienda ir con autos o cualquier tipo de vehículos hasta la base del Cerro Uritorco, donde se pueden dejar los vehículos a resguardo a un módico precio. Comenzamos nuestra caminata atravesando la zona de acampe del Balneario La Toma, hasta tomar el sendero principal, que aborda con el cruce del puente colgante. Los aromas y encantos visuales de la gran variedad de flora harán nuestro caminar muy placentero. Así, veremos el espinillo, el molle, el tola-tola, el piquillín, la tramontana y la carqueja, entre otras.

El trayecto está compuesto por varios paisajes. Bordearemos un par de veces el río Calabalumba, atravesaremos bosquecitos serranos, diferentes cruces del río, y ascendemos en altura hasta llegar aproximadamente a los 1400 msnm. Con una vista increíble, desde arriba no se puede creer el camino recorrido, la huella mágica que finaliza en el dique.

El dique se encuentra ubicado entre el Uritorco y Las Gemelas, punto geográfico para comprender la leyenda de amor entre Cerro Uritorco y el río Calabalumba. Dicen que, por el conjuro de ese amor, todo aquel que se acerca al Uritorco queda extasiado al contemplar sus tonalidades cambiantes. También aseveran que es muy difícil dejar de admirar su magnética presencia. Una vez en el dique, existe la posibilidad, para los más aventureros, de cruzarlo, y hacerlo por el sumidero, una hermosa sensación a pura adrenalina (¡siempre en compañía de guías habilitados!).

Seguimos recorriendo el borde del dique por un pequeño senderito hasta llegar a la playa de rocas, realizando un buen descanso luego de las tres horas y media de caminata, para reponer energías y contemplar el paisaje con unos ricos mates. Acompañados del silencio, podemos apreciar la diversidad de especies y pájaros, como así también los peces que saltan en la superficie del agua. De regreso, tomamos una de las bifurcaciones hacia el otro sendero, llamado “trekking a huertas malas”, el cual nos lleva al sendero principal, que nos permitirá admirar otro paisaje más de altura y bosque, regresando por la cara norte de la sierra.

El recorrido total dura unas 6 horas, considerando las paradas necesarias para descansar, matear y tomar fotos. También dependerá del ritmo y el estado físico de cada turista y el grupo. Sin dudas, un lugar espléndido e inaccesible para llegar en auto, alejado de la comodidad, que nos hace sentir vivos y en armonía con la naturaleza. Un trekking para no desaprovechar.

Se aconseja ir con guía habilitado por la provincia, ya que cumple el rol fundamental de informarnos los cuidados que hay que tener, además, de aportar saberes y realidades que sin sus relatos nos perderíamos.

Ficha Técnica

Recorrido total: 14 km.
Tiempo estimado: 7 horas.
Dificultad: media.

Recomendaciones: contratar un guía habilitado o informarse en la Secretaría de Turismo antes de realizar la caminata. Llevar calzado adecuado, agua y comida de marcha, etc.

No dejar rastros: volver siempre con toda la basura, orgánica e inorgánica. Si hacemos nuestras necesidades a campo abierto, los papeles usados deben volver dentro de una bolsa de residuos, NUNCA bajo una piedra.

Créditos: @sentirlacumbre  

Contacto

Julieta Borcosque (Guía habilitada) N° de Teléfono: +54 9 (3548) 154 63228

Redes Sociales: Instagram y Facebook 

Compartir

Entradas relacionadas

Pedaleando por La Bolsa

Villa La Bolsa es dueña de tanta belleza natural que propone planes todo el año. Esta localidad del Valle de Paravachasca, atravesada por el río Anisacate, es ideal para disfrutar

Leer más »
Scroll al inicio
Ir al contenido