Sierras Chicas

Río Ceballos

Compartir

Con paisajes característicos de las Sierras Chicas, Agua de Oro resguarda rincones naturales que regalan postales únicas. Para disfrutarlos por completo, una opción aleatoria es comenzar a dar un paseo por la costanera del río homónimo, también conocido como Chavacaste. Ubicados en el área céntrica, los márgenes de este curso de agua permiten recorridos bajo arboledas y entre playas de arena.

Será una buena idea comenzar en el límite con Villa Cerro Azul y continuar por el camino delineado a la vera de diversas ollas de agua. Las panorámicas son increíbles y, a la hora de detener la marcha, los sitios de descanso son numerosos. Por su parte, para los que deseen tiempo libre en movimiento, se pueden improvisar juegos y la práctica de deportes.

Otra opción inevitable es la propuesta que ofrece el Balneario Natural Cartagena. Con sus ollas naturales de El Cajón y Cartagena, a unos 400 y 600 metros aparece el nacimiento del río Agua de Oro, y es por esta zona donde existe una hermosa cascada natural. ¿Un plus? Más adelante, se encuentra el pozo Cartagena, sumergido en un paraíso de piedras grisáceas y rojizas que se complementa con grandes arbustos verdes.

Un pulmón verde

Otros de los puntos para agendar en este enclave serrano es la Reserva Urbano-ambiental. En su interior confluyen diversas especies de flora y fauna autóctona, al tiempo que se encuentra a escasos minutos de un centro comercial. En síntesis, se trata de un lugar imperdible para pasar una jornada entre diversas actividades, procurando el relax total.

Compartir

Ubicación

Tesoros naturales de Agua de Oro

Experiencia

Agua de Oro

Localidad