Ansenuza

Miramar de Ansenuza

Compartir

Con más de cien mil hectáreas del Chaco Seco, la Estancia Pinas se convirtió en el Parque Nacional Traslasierra. Esta es una de las eco regiones más grandes del país y tendrá como meta preservar su biodiversidad y el patrimonio histórico que resguarda de un antiguo asentamiento de los pueblos comechingones.

Refugio de especies

En su interior, se pueden encontrar más de 200 especies de aves, unos 35 mamíferos y 30 reptiles. Es así como por sus paisajes áridos conviven osos meleros, guanacos, matacos bola y otras aves que revolotean sobre los chañares, los algarrobos y los quebrachos. Además, es hábitat de una especie en peligro de extinción a nivel global,  el pecarí chaqueño o chancho quimelero, el águila coronada, y otros como el carpintero negro, el cardenal amarillo y el loro hablador.

Conservación de la cultura

Por su parte, luego de pertenecer en un primer momento a los pueblos originarios, este predio rural pasó por una extensa lista de propietarios, como Lisandro de la Torre y Juan Manubens Calvet. .

Esta reserva conformaría, junto con el camino de Los Túnles y la Reserva Natural Chancaní, un importante circuito de turismo ecológico. A su vez, forma parte del corredor de conservación del norte de la provincia, al igual que el futuro Parque Nacional Ansenuza. ¿Otro dato importante? En la cercanía se puede encontrar el casco de estancia de la época colonial, al pie del volcán Yerba Buena que pertenece a los volcanes de Pocho.

 

Fotos. Parques Nacionales / Oscar Cozzani

Dirección

Entre los departamentos de Pocho y Minas

Compartir

Ubicación

Parque Nacional Traslasierra, Estancia Pinas

Experiencia