Paravachasca

Alta Gracia

Compartir

En Alta Gracia, la historia se vive a cada paso, esa ciudad donde años atrás el mítico Che Guevara vivió una infancia
feliz, y vino a sanar de su asma es hoy un Museo que recibe infinidad de visitantes, en especial extranjeros.
Villa Nydia es la vivienda donde el Che vivió con su familia y visitarla se transforma en una increíble experiencia. En las
salas se muestran las vivencias de la infancia y adolescencia de Ernesto Guevara de la Serna en Alta Gracia,
experiencias que contribuyeron a crear la personalidad y el carácter de quien se proyectó en la historia como “El Che”.
El Museo muestra el honroso tributo de la tierra que lo vio crecer, a su memoria, a su vida digna y a su forma de pensar;
aquí podemos ver su casa y el apreciar el inicio de sus pasos que se perpetúan en un homenaje al niño, al joven, al
amigo, a la figura universal: “El Che”.
El recorrido por las salas sigue la cronología de su vida, destacando a aquellas personas que lo marcaron y que lo fueron
moldeando desde muy niño. Por fortuna para los visitantes la familia Guevara era afecta a la fotografía y dejaron
imágenes que permiten pasar revista a distintas épocas. Quedaron plasmadas las reuniones hogareñas, los encuentros
con amigos de la escuela o del barrio y sus andanzas sobre la bicicleta o la moto.
Se muestran anécdotas de los tiempos en que su enfermedad no le permitía concurrir a la escuela y todos los chicos del
barrio lo visitaban y jugaban con él en su casa. Afecto a la lectura, dejó gran cantidad de correspondencia y
documentación que demuestran la sensibilidad, generosidad y amplitud social que el Che manifestara desde su primera
infancia.
Este paseo, puede realizarse en el día, y allí descubrir como la personalidad del Che se formó, y conocer historias de
cuando realizó constantes viajes por el país en su bicicleta a motor, que ahora se exhibe en una de las salas.

Además, Altagracia es tierra de historias y cultura, posee el Sierras Hotel que recibió a visitantes ilustres de todo el
mundo, el Museo del genial Manuel de Falla, y una de las Estancias Jesuíticas mas lindas de Córdoba. Además su
naturaleza es generosa, por lo que encontramos rincones inolvidables para relajarnos y contemplar el verde. Largas
caminatas, cabalgatas, paseos por 4×4 nos alejan del ritmo frenético de las grandes urbes.
Finalmente, en Alta Gracia los amantes del golf tienen dos de las canchas de golf más reconocidas del país atraen a los
deportistas durante todo el año.

Dirección

Nicolás Avellaneda 501, 5186

Teléfono

03547 42-8579

Email

mail@mail.com

Horarios

Todos los días de 9 a 19 hrs.

Compartir

Medios Audiovisuales

Ubicación

La Revolución de Alta Gracia

Experiencia