Ansenuza

Miramar de Ansenuza

Compartir

Caminar en la montaña es una actividad cada vez más frecuente. La mayoría de los visitantes llegan a la naturaleza a pasar un buen momento, encontrarse con uno mismo o simplemente aventurarse. Este último es para los más osados, que prefieren el hotel mil estrellas y deciden dormir en la montaña. Cabe mencionar que en la base del Cerro Champaquí existen numerosos refugios para pernoctar, la mayoría son confortables y tienen las comodidades de un hogar.

Pero también está la posibilidad de mirar las estrellas sin interrupciones. Esta es la propuesta que aceptan muchos viajeros, la de vivir la experiencia de dormir sin carpa, al aire libre, en la mismísima cumbre del Cerro Champaquí.

Nuestros pueblos originarios, basaban sus vidas en cosmovisiones ligadas a la observación del cielo; una práctica perdida. El vínculo con las estrellas y las señales de los astros definían modos de vida según las interpretaciones de los originarios. La modernidad ha suplantado esa unión, sumado a la contaminación lumínica. ¿No será un buen momento para retomar lo que observaban nuestros ancestros?

Volver a mirar el cielo, es revincularse con la naturaleza.

Dormir sin carpa, ¿te animas?

El término vivaquear se refiere a dormir en un sitio improvisado y provisorio, bajo resguardo de piedras o sólo con bolsa de dormir. La experiencia de “vivac” en la cumbre más alta de córdoba tiene varios desafíos, algunos buenos y otros no tanto.

Para estar seguro de que la experiencia será agradable, es aconsejable chequear bien el clima. Evitar los días fríos y procurar un cielo estrellado.

Tener indumentaria apta para temperaturas frías es lo más seguro. Bolsas de dormir técnicas y con buen abrigo. Si contas con lo necesario, sólo resta una sola cosa: Animarse a sentirse vivo y pequeño en la inmensidad del universo. A soltar miedos y ver como el planeta se mueve, a saber que la humanidad a lo largo de la historia, miró el mismo cielo que vos.

Champaquí, vivac y cielo abierto. ¿Algo más se necesita?

Datos importantes:

El Cerro Champaquí y sus alrededores, el Macizo Los Gigantes y el Cerro Uritorco están clasificados como zonas de riesgo ya que su ascenso presenta condiciones de alta montaña. Antes de emprender cualquiera de los senderos mencionados es necesario completar el formulario de registro de acceso, el cual se encuentra, generalmente, en los puestos que ofician de base e inicio de sendas.

También, es importante que cada excursionista se asesore antes de comenzar la excursión, pudiendo así equiparse de manera correcta con todos los elementos necesarios. Por último, ante la falta de experiencia caminando en montaña, se recomienda imperiosamente la contratación de un guía habilitado por Turismo de Córdoba para disfrutar con mayor seguridad de la actividad. Para más información ingrese a www.cordobaturismo.gov.ar

Basura: Todo lo que sube, baja de la montaña.

Para cuidar la naturaleza y proteger los ecosistemas, está estrictamente prohibido el desecho de residuos tanto orgánicos como inorgánicos. Estos lugares son naturalmente prístinos y nuestra actividad en ellos tiene que realizarse de manera sumamente respetuosa.
La montaña no precisa nada de lo que nosotros llevamos en nuestras mochilas por eso, cada persona debe autogestionar todos sus residuos, transportándolos consigo y llevándolos nuevamente a la ciudad para desecharlos donde corresponde.

 

Dirección

2388+MM Los Molles, Córdoba

Compartir