Punilla

Villa Carlos Paz

Compartir

La provincia de Córdoba en su extensión, además de contar con fastuosos y soberbios paisajes dignos de ser recorridos, cuenta también con una vasta historia ancestral. Es entonces, que invitamos al turista a fusionar ambos aspectos para que su visita sea más enriquecedora.

En esta oportunidad, el punto de encuentro es el Valle de Ongamira, donde la naturaleza se expresa en su estado más puro de flora y fauna nativa. El paisaje atesora, como un testigo atemporal, la historia de nuestros antepasados: Los Camiares (también conocidos como comechingones).

Esta experiencia invita a comprender la muerte en la historia y cosmogonía de nuestros antepasados Camiares, que habitaron el Valle hasta la llegada de la colonización española en el siglo XVI. Para ello, ascenderemos a su cerro sagrado: el Cerro Charalqueta o Colchiqui de 1575 msnm. Hasta aquí, llegaban los comechingones en sus últimos instantes de paso de su vida física para “fundirse con el todo” como era su creencia. Decididos y con ayuda de una poción que el Chamiquero les preparaba, saltaban al vacío.

Sin dudas, después de esta vivencia, honrar la vida no será una simple frase, sino más bien, un gran motor para comprender cada engranaje de la naturaleza a la cual estamos unidos desde siempre.

Este recorrido, se realiza con paradas que permiten oxigenarse, hidratarse y, sobre todo, hablar acerca de lo que vivenciaban nuestros antepasados en este lugar que consideraban sagrado, como así también, de las plantas nativas que utilizaban al momento de su muerte, usando al paisaje como una gran “botica natural”.

Cada parada es una postal que pone de manifiesto el arte de la naturaleza, y tal vez, esta sensación de majestuosidad puede ser una respuesta al interrogante que muchos hacen ¿Por qué eligieron este lugar para morir?.

Un recorrido imperdible

El momento para realizar esta caminata es en cualquier estación del año, cuando la climatología nos permite evitar lluvias, vientos y/o fríos intensos. A pesar de practicarse en zonas de sierras y senderos, requiere de un esfuerzo mínimo para llegar hasta el final del camino.

Las distancias no determinan necesariamente los tiempos. Éste puede variar de acuerdo al clima, la condición física de los caminantes y el ritmo de marcha del grupo.

En algunas ocasiones es posible contemplar el vuelo de los grandes guardianes alados de este lugar: los cóndores. Ellos suelen llegar hasta el cerro donde tienen, condoreras de paso, para albergarse en sus largos recorridos.

Llegamos a la cima del cerro, donde atestiguaremos la vista panorámica que fue escenario de este hecho cautivante y contemplaremos el Valle de Ongamira en sus 4 puntos cardinales por 30 minutos antes de emprender el regreso.

Ascender al Cerro Charalqueta (Colchiqui) no se trata solo de una actividad de turismo de aventura, sino que también nos invita a re-descubrir una nueva valoración de la diversidad del espíritu humano, a partir de sus expresiones culturales ancestrales.

El turista se llevará una vivencia inigualable y que jamás olvidará, una prueba de ello es el testimonio de Verónica Gadea (Coach Ontológico Profesional): “ Sé que al subir al Charaqueta y llegar a la cima, solo pensé en esa parte de mi que elegía dejar morir y entregarla. Casi que puedo decir toque el cielo con mis manos. Aprendí de plantas, de lunas, de caminos y de vidas…”

Datos Técnicos

Punto de Encuentro: Base del Cerro Charalqueta.

Tiempo aproximado: De 3 a 4 horas.

Dificultad: Baja.

Público recomendado: A partir de los 12 años.

Distancia: 4 km.

¿Querés vivir esta experiencia? Comunícate directamente con este prestador turístico ingresando AQUÍ

Dirección

Ongamira, Córdoba, Argentina.

Teléfono

+54 9 (3548) 434161

Email

marcelo.perezunamuno@me.cba.gov.ar

Horarios

8:00 horas.

Compartir

Ubicación

Cerro Charalqueta: siguiendo las huellas de la sabiduría ancestral

Experiencia