• Avistaje Laguna Mar Chiquita

Compartir

Sin dudas, una de las experiencias en contacto con la Naturaleza más impactante en Córdoba, lo constituye observar aves en Mar Chiquita, con el plus de contemplar el atardecer cuando el sol se pone sobre el horizonte de la gran laguna como si fuera un espejo dorado.

La laguna pertenece  a la reserva natural de la provincia con mayor biodiversidad en aves, siendo un sitio demasiado atractivo para ecoturistas y fotógrafos principalmente extranjeros, y basta con tener a mano elementos básicos para vivir a pleno esta experiencia: binoculares, cámara fotográfica o simplemente un teléfono celular para captar en imágenes la belleza del lugar.

Vuelo de flamenco

Es posible observar  aves parecidas a gaviotines, en vuelo razante sobre la superficie del agua, surcándola con la parte inferior del pico, más larga, y que, con un rápido movimiento con su cabeza, capturan peces. Por este  motivo esta especie es conocida como Rayador, y utiliza esta singular técnica de pesca, única entre las aves a nivel mundial.

Además, en el cuerpo de agua se pueden observar cisnes, patos de diferentes especies, espátulas rosadas, biguáes, gaviotas y cuervillos en grandes números. Es posible también encontrarse con cisnes de cuello negro, golondrinas patagónicas y macáes plateados, típicas especies migratorias invernales que viajan desde el sur argentino.

En primavera, mientras tanto, llegan a esta reserva natural provincial de uso múltiple, próximamente a convertirse en un parque nacional, recibe a miles de aves migratorias, como las chorlitos y playeritos que nidifican en Norteamérica, o las tijeretas, golondrinas y  churrinches, entre otras, que llegan a Córdoba para nidificar y criar a sus pichones.

Con la increíble vista de la inmensa laguna salina que ocupa el cuarto lugar en el mundo por su extensión, un verdadero mar interior, podemos disfrutar una caminata por la costa, o embarcados en alguna excursión náutica, para observar las numerosas aves acuáticas que allí se concentran, entre las que se encuentran las 3 especies de flamencos del cono sur de Sudamérica.

Uno de los pocos lugares donde puede apreciarse desde la costa, el baile nupcial de los flamencos en búsqueda de su pareja para poder reproducirse, y continuar con la magia rosada de sus vuelos. (Texto, fotos y videos: Walter E. Cejas)

Con la increíble  vista de la gran laguna salina de Ansenuza, un verdadero mar interior, se puede disfrutar una caminata por la costa, o embarcados en alguna excursión náutica, para observar las numerosas aves acuáticas que alli se concentran, entre las que se encuentran las 3 especies de flamencos del cono sur de Sudamérica. La laguna pertenece  a la reserva natural de la provincia con mayor biodiversidad en aves, siendo un sitio con demasiado interés  para ecoturistas y fotográfos principalmente extranjeros y fue recientemente declarada como Parque Nacional Ansenuza, el más grande de Argentina.

Es posible observar al Rayador, ave parecida a gaviotines, en vuelo razante sobre la superficie del agua, para capturar peces, y  cisnes, patos de varias especies, espátulas rosadas, biguáes, gaviotas y cuervillos en grandes números.  Además, miles de aves migratorias, que nidifican en Norteamérica, entre los que se destacan los chorlitos y playeritos, nos deleitan con sus ágiles y sincronizados vuelos que, girando sus cuerpos al unísono y desplegando toda su capacidad aérea, se mueven como bailando en el aire.
Sin dudas, una experiencia maravillosa en contacto con la Naturaleza, con el plus de contemplar bandadas de flamencos en el atardecer, cuando el sol se pone sobre el horizonte de la gran laguna como si fuera un espejo dorado.

A  150 km de Córdoba capital se accede por las rutas 19, 10 y 17 para llegar a Laguna del Plata (La Para- Marull);se debe recorrer unos 50 km más para llegar a Miramar.

Fotos: Gentileza de Walter Cejas

Informes de circuitos y guías habilitados: Secretaría de Turismo de La Para- Marull – Balnearia y Miramar

Compartir

Ubicación

Avistaje Laguna Mar Chiquita

Experiencia

Alojamientos