Enoturismo cordobés: la ruta del vino con más de 400 años

Publicado el 28 de mayo, 2020

Compartir

Córdoba tiene una larga trayectoria en la actividad vitivinícola. Si nos remontamos al siglo XVII, las páginas de la historia escribieron que en la provincia mediterránea, los primeros vinos se producían en las localidades de Jesús María y Colonia Caroya.

El legado jesuita, además, de haber dejado una impronta religiosa y las estancias realizadas en la puesta arquitectónica más bella del barroco colonial, también se caracterizó por la producción de vinos. Todo comenzó en la Estancia Jesuítica de Jesús María, allí nació el primer vino americano más conocido como lagrimilla, la innovadora bebida se trasladó a España para degustación de los miembros de la Corte española. Con el correr de los años, y la llegada de los inmigrantes “friulanos a las localidades del norte de Córdoba, a finales del siglo XIX, la región se convierte en una fructífera zona de productividad vitivinícola.De los primeros productores surgen los vinos artesanales y a comienzos del siglo XVII, el Departamento Colón y el corredor Sierras Chicas ya poseían unas 20.000 mil cepas de vid. Durante el mes de marzo, se festeja en Colonia Caroya la “Fiesta Provincial de la Vendimia, en honor a los productores de uva y al día siguiente se conmemora la “Fiesta Nacional de la Sagra de la Uva” en la misma localidad, una iniciativa de los nativos que se manifiesta con una celebración para amigos, turistas, parientes y locales con un almuerzo en la vía pública, entre hermosas frondas de árboles autóctonos de la región.

El #TurismoEnológico se ha posicionado como un nuevo atractivo turístico a nivel nacional e internacional, en la década del 90´, la actividad crece de la mano de inversores que llegaron desde Inglaterra, España, Italia y Estados Unidos, dándole el auge a la producción de vinos en la Argentina. Y que desde el año 2008 la Agencia Córdoba Turismo en trabajo mancomunado con los bodegueros y productores de Córdoba, realzaron la tradición y el prestigio del buen vino cordobés con excelentes resultados. La Ruta del Vino de Córdoba se creó en el 2009 e inmediatamente fue incorporada a los Caminos del Vino de la República Argentina. Desde entonces, la región vitivinícola mediterránea creció a pasos agigantados y se proyecta como una nueva opción para todo tipo de turismo.Este gran potencial en el marco del enoturismo cordobés, proporciona una gama de buenos vinos de uvas blancas y tintas. Algunos de estos ejemplares han sido galardonados con distinguidos premios internacionales. Los vinos cordobeses que más gustan son: el Malbec (clásico argentino), Chardonnay, Pinot Noir, el Merlot y últimamente los vinos blancos se han destacado a nivel nacional e internacional.

En la actualidad, el circuito turístico “Los Caminos del Vino de Córdoba está conectado con los Valles del Norte Cordobés, Punilla, Calamuchita, Traslasierra y el corredor Sierras Chicas. Y permite descubrir los sabores de una bebida tan clásica y añeja en destacadas bodegas con viñedos propios (en algunos casos) y espacios de degustación, recorridos didácticos por museos temáticos e instalaciones de productores artesanales, servicio de gastronomía con restaurantes de primer nivel y otras bodegas, ofrecen alojamientos confortables en estancias, cabañas, hosterías y hoteles de campo.Datos, recomendaciones y un paso a paso por las bodegas y productores artesanales que componen la ruta del vino en Córdoba:

“Corredor Sierras Chicas”

Bodega La Caroyense: una casona antigua en Colonia Caroya a 54 kilómetros de Córdoba, famosa por la exquisita producción de vinos espumantes, reflejado en el “extra brut” con etiquetas que se ganaron importantes premiaciones nacionales e internacionales. Ofrece visitas guiadas.

Bodega Terra Camiare: también en la localidad de Colonia Caroya, la moderna bodega que se destaca por sus vinos socavones: el vino Gran Quilino y el Ovum. Tiene instalaciones para disfrutar del servicio gastronómico y las visitas con especialistas del vino que sugieren acompañar el queso de cabra con vinos blancos (sin madera) o la picada de un salame de la colonia con un omnipresente vino Frambua.

Chacra de Luna: Productor Artesanal, ubicada en Colonia Caroya, su especialidad es el Malbec cosecha 2017. En la visita guiada se puede conocer los viñedos, huertas, y las hectáreas de frutales que la chacra posee. Además, cuenta con museo temático, una granja educativa y servicio gastronómico de excelencia.

Bodega Rosel: atractivos espacios le dan un sello propio al lugar, entre los servicios que se prestan, se incluyen alojamientos confortables, visitas guiadas y educativas. El destacado de la bodega es el vino Frambua y se encuentra en Colonia Caroya.

Bodega Di Candi: relevante espacio vitivinícola de Colonia Caroya que se destaca en la realización del vino Merlot. Dispone de visitas guiadas con profesionales en la temática.“Norte de Córdoba”

Bodega Jairala Oller: se encuentra en el pueblo de Ischilín, a 126 kilómetros de la ciudad de Córdoba. El fuerte de la producción es el vino Merlot y el Cabernet, ambos han sido premiados internacionalmente. Cuenta con visitas guiadas.

Bodega Del Gredal: desde la pequeña localidad de San Pedro Norte, por ruta nacional 9 a 153 kilómetros de Córdoba. Se desarrolla la producción vitivinícola del vino tinto, el destacado es el Misitorco Sauvignon Blanc, ofrece visitas con guías y un distinguido servicio de gastronomía.

“Valle de Punilla”

Bodega Nébula: camino a Villa Giardino, a 77 kilómetros de la ciudad de Córdoba. Actualmente comercializa vinos de otras bodegas cordobesas, cuenta con visitas guiadas sólo los fines de semana, servicio de gastronomía con picadas de embutidos y la carta para merendar.“Corredor Traslasierra”

Bodega Noble San Javier: ubicada en la localidad de San Javier, a 191 kilómetros de Córdoba. El vino de la casa es el Merlot Noble de San Javier, además, tiene servicios de visitas guiadas con reserva previa, degustación de vinos y embutidos, un bellísimo complejo de cabañas es una excelente oportunidad para descansar en Traslasierra.

• Bodega Las Breas: a 179 kilómetros de la ciudad de Córdoba, en la localidad de Las Tapias, la pintoresca bodega y la particularidad del vino Malbec Roble. Ofrece visitas guiadas durante todo el año y degustaciones.

Bodega San Ramóm: en el hermoso paraje de Los Molles, en la localidad de Villa de Las Rosas a 179 kilómetros de la ciudad de Córdoba. Esta impresionante bodega, produce un gran abanico de vinos de calidad, como el Malbec, Syrah y Cabernet. Con visitas guiadas y degustaciones.

Bodega La Matilde: increíble posada de 4 estrellas con alojamiento sobre la ruta pcial. 14, a la altura del 133 ½, a 179 kilómetros de Córdoba. Una parada obligatoria para degustar dos de los vinos más destacados del lugar: Sierra Roja y Esperando Los Vientos con ingreso a visitas guiadas durante todo el calendario, incluye servicio gastronómico de gourmet.

Bodega Araos de la Madrid: en la localidad de San Javier y a 187 kilómetros de Córdoba, el establecimiento enológico presenta los mejores vinos rosados, blancos y tintos, también incluye un servicio de visitas guiadas durante todo el año con gastronomía y alojamiento.

Bodega Viarago: ubicada en Villa de Las Rosas, a 173 kilómetros de Córdoba, es el sitio ideal para tomar el Malbec Reserva, ofrece visitas guiadas para conocer el proceso integral del vino durante todo el año.“Valle de Calamuchita”

Bodega Finca Atos: se trata de una épica finca en el faldeo de Atos Pampa, sobre la ruta provincial 109, a 104 kilómetros de la ciudad de “la docta”. Ubicada a 1.200 msnm y con amplitudes térmicas de hasta 25°, configura a las 3 hectáreas de viñedos, en un terreno próspero para el desarrollo del vino Malbec y el Cabernet Sauvignon. El proceso de elaboración comienza con siete finos cepajes traídos de Mendoza. Con visitas guiadas durante todo el año.

Bodega Las Cañitas: a 118 kilómetros de Córdoba, entre Villa Berna y el pueblo peatonal. Apropiada de vinos de gran calidad, el etiqueta Familia Gran Oro, es el más destacado de la estancia, con visitas guiadas gratuitas durante los 365 días del año, y servicios adicionales de gastronomía y alojamiento en el complejo de cabañas “all inclusive”.

Bodega Familia Furfaro: por ruta pcial. 5 y a 78 kilómetros de Córdoba, Villa Ciudad Parque provee los Malbec, Reserva Pinot, Cabernet Franc de altísima calidad. Las visitas guiadas están disponibles durante todo el año.

Bodega Vista Grande: también en Villa Ciudad Parque, posee exquisitos vinos Bonarda, Malbec y Merlot. Está programado las visitas con guías vitivinícolas durante todo el año y cuenta con servicio gastronómico durante la estadía. En las rutas de la provincia de córdoba, el nivel permitido de alcohol en sangre es de cero. Conducir en estado de ebriedad provoca accidentes con finales drásticos e irreversibles, el “Camino del Vino Cordobés” es una experiencia única e inolvidable para los amantes del buen vino, con alternativas para todos los bolsillos. Tener un #conductordesignado es un buen plan para viajar por la ruta del vino de Córdoba o aprovechar los confortables alojamientos que muchas bodegas del circuito turístico ofrecen. 

 

Entradas relacionadas