En las Sierras del Sur, Achiras se lleva todas las miradas

Publicado el 20 de febrero, 2019

Achiras, conocida también como “la linda del sur”, situada a 70 km de la Ciudad de Río Cuarto por ruta provincial 30. Se encuentra enclavada en las últimas estribaciones de las Sierras Comechingones a 850 msnm. Una localidad que tiene poco más de 4 siglos de vida con una belleza natural sin igual, y al estar pegada a la provincia de San Luis, el pueblito cordobés se encontró estratégicamente en una posición geográfica ideal, en la campaña libertadora que llevó a cabo el General José de San Martín.

La principal atracción en verano es el Balneario Municipal, con una extensión de 4 km de largo, cuenta con la construcción de un piletón que alcanza una profundidad de 2,5 metros. Alrededor del balneario hay servicios turísticos como: asadores, mesas y un comedor-kiosko con venta de artesanías, un sitio ideal para pasar el día. En un recorrido “río arriba”, encontraremos playas con arena fina y un ambiente más natural, lleno de árboles para descansar bajo la sombra, también descubrirá cascadas naturales y cajones de piedra que hacen imponente el paisaje, hasta llegar a “la ollita”, totalmente campreste y sin ningún tipo de servicio, rodeado de un ambiente sereno y majestuoso.

La Posta de los Nogales, ubicada a 5 km del pueblo y dentro del casco donde está la Estancia, al costado del Camino Real, de gran valor histórico y sentimental. Por aquí pasó el General José de San Martín hacia la región del Cuyo, transitó hasta 3 veces por esta posta y quedó registrado con documentos que fueron firmados por el propio prócer argentino. Achiras fue clave para la Conquista del Desierto, en esa época, el predio fue el fortín para la actividad militar. En la actualidad el turista podrá visitar el Museo del Desierto que cuenta con tres salas, un espacio cultural donde se exhibe la tradición del gaucho, la vida que llevaban los indígenas comechingones y la identidad de la localidad. Muy cerquita del museo, hay una pileta natural proveniente del cauce de una vertiente.

Por otra parte, Achiras tiene una impronta muy particular con la gastronomía típica de la región del sur cordobés, ofrece al turismo una amplia y exquisita variedad de platos locales, como por ejemplo: pollo al disco, carnes de cordero asado o al disco, revuelto gramajo, ternero, vizcacha, lechón a la pizza y el famoso locro. Dentro de la multiplicidad culinaria, hay pastas caseras y comidas criollas. Para los amantes de los productos dulces, podrá degustar mermeladas, licores, alfajores y dulces. Toda la mercancía es artesanal.

Otros atractivos turísticos que no se pueden dejar de visitar son: El Puentecito de los Rosarios, el Balneario los Coquitos y la Gruta de Santa Rita. Pero en cuanto a lo arquitectónico y religioso se refiere, la Iglesia de la Merced es solemne, construida hace más de 200 años y reconstruida en la década del 70’. Se encuentra en el cinturón urbano destacado como el Barrio de los Rosarinos, donde están los hogares más viejos de la localidad. El ingreso y el campanario conservan su estilo más colonial, un lugar con mucha historia y tradición, además en la misma periferia, está la Plaza Roca. El lugar que fue el asentamiento del fuerte durante la Campaña Libertadora. El arte rupestre tiene sello propio en Achiras, el viajero tiene la posibilidad de hacer senderismo y recorrer los sitios de las excavaciones que dejaron los aborígenes Comechingones, en el Cerro IntiHuasi, una actividad imperdible dentro del turismo educativo. En ese mismo contexto, el Centro Cultural Casa de los Oribe es una casona antigua con una amplia costumbre y saberes educativos, hoy en día funciona el Teatrino y el Archivo Histórico de Achiras.

El sur cordobés está lleno de magia natural, una oportunidad única para pasar el fin de semana.

Fotos: Gentileza del Área de Turismo de Achiras

 

Entradas relacionadas