La Manzana Jesuítica en Córdoba

Publicado el 30 de agosto, 2016

Compartir

En 1599 la Compañía de Jesús se asienta en la ciudad de Córdoba, en el espacio que hoy es conocido como la Manzana Jesuítica.
Allí se erigieron la principal Iglesia de la Compañía, el Colegio Máximo y el Convictorio, a partir de los cuales se comenzaría a desarrollar la labor espiritual y, sobre todo, educativa, dando origen a la Universidad Nacional de Córdoba y al Colegio Nacional de Monserrat.

En  1599 llega la  la Orden a Córdoba, y en 1767, cuando se produce su expulsión por Real Cedula de Carlos III de España, la Compañía de Jesús estableció un sistema espiritual-cultural, productivo y espacial único en la América Hispana, que dejo fuertes huellas en el posterior desarrollo cultural, económico y territorial de la provincia.

Para poder llevar adelante esta destacada misión, los Jesuitas necesitaban generar sus propios recursos. Y, entre los siglos XVII y XVIII, encontraron el modo de conseguirlo mediante la adquisición y construcción de establecimientos agro- ganaderos en el interior del territorio Provincial.

Seis estancias, todas emplazadas en la zona serrana: Colonia  Caroya (1616), Jesús María (1618), Santa Catalina (1622), Alta Gracia (1643), La Candelaria (1683) y San Ignacio (1725), conformaron la unidad de trabajo que, a través de la cría de ganado, la labor en la huerta, el cultivo de cereales, y otras tantas actividades secundarias, supieron procurar el sustento económico.

Con el paso del tiempo, la expulsión de los Jesuitas y la posterior protección de sus ruinas, se institucionalizaría en la cartelera turística el distinguido Camino de las Estancias. En el año 2000, la UNESCO distinguiría a la Manzana Jesuítica y al itinerario por ella encabezado, declarándolos Patrimonio de la Humanidad.

El “Camino de las Estancias Jesuíticas” es un itinerario turístico cultural que permite descubrir y conocer los valores patrimoniales, la importancia mundial de estos lugares históricos, asociados con Paisajes, Tradiciones y costumbres que marcan la identidad de Córdoba.

Las Estancias Jesuíticas son seis: Caroya (1616), Jesús María (1618), Santa Catalina (1622), Alta Gracia (1643), La Candelaria (1678) y San Ignacio (1725).

La Manzana Jesuítica
Comprende la Iglesia de la Compañía, la Capilla Doméstica, la Residencia, el edificio histórico de la Universidad Nacional de Córdoba y el edificio del Colegio Nacional de Monserrat.

En 1599 los jesuitas se radican en Córdoba, en los solares cedidos por el Cabildo de la Ciudad, donde existía desde 1589 una pequeña ermita que pronto resulto insuficiente para albergar a religiosos, estudiantes y fieles.
A partir de 1608 comienzan las obras de edificación que darían forma a la actual Manzana Jesuítica. Sucesivamente se agregan las construcciones destinadas al Colegio Máximo (1610), Universidad (1622), Colegio Convictorio de Nuestra Señora de Monserrat (fundado en 1687 pero recién instalado en su actual emplazamiento en 1782 tras la expulsión de la Compañía) y Noviciado (hacia 1710). La Iglesia y la Capilla Domestica fueron construidas entre 1644 y 1671. Tras la expulsión de los jesuitas en 1767, la manzana fue asignada a los Franciscanos, luego el clero regular y a partir de 1820 paso a depender del gobierno de la provincia. En 1854 se nacionaliza la Universidad y el Colegio de Monserrat, constituyendo el núcleo original de la actual Universidad Nacional de Córdoba. La Compañía regreso a Córdoba en 1853 pero solo se le restituyó la Iglesia, la Capilla Doméstica y la Residencia.

La Manzana Jesuítica de la ciudad de Córdoba comprende la Iglesia de la Compañía, la Capilla Domestica y la Residencia de los padres; el Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba (antiguo Colegio Máximo de la Compañía de Jesús) incluyendo sus dependencias Administrativas, Claustro, Salón de Grados, Biblioteca Mayor y el Colegio Nacional de Monserrat. En estas construcciones se condensan algunas de las máximas expresiones del arte barroco en Latinoamérica, como es el caso de las bóvedas pintadas y los retablos de la Iglesia y la Capilla Domestica. Todo el conjunto ha sido declarado Monumento Histórico Nacional.
La Manzana Jesuítica está ubicada en el área central de la ciudad de Córdoba, en la manzana delimitada por la Av. Vélez Sarsfield y las calles Duarte Quirós, Obispo Trejo y Caseros.

Entradas relacionadas