Parque y Reserva Natural Chancaní

Las 5.000 hectáreas que comprende la reserva, albergan uno de los más importantes remanentes del bosque chaqueño occidental, que nace desde los rincones del paisaje tiñendo con sus innumerables quebrachos, molles y algarrobos, el entorno imponente de la región. Bajo un cielo surcado por cóndores, halcones azulados y grises, loros habladores y reinas moras, la reserva es el hábitat natural de variadas especies animales. Pumas, conejo de los palos, gato montés, quirquinchos y pecaríes de collar son sólo algunos de los componentes de la biodiversidad que mantiene la zona.

Entre las caprichosas formas de su relieve, se destaca la imponente Quebrada de la Mermela y el fantástico Camino de los Túneles, que constituyen, sumados a la contemplación del entorno natural, los mayores atractivos de la reserva. Allí, inmensas ampalaguas, tortugas de tierra, iguanas coloradas, perdices montaraces, pájaros carpinteros, zorrinos, halcones peregrinos y una multiplicidad de especies, habitan en el más perfecto de los equilibrio que se rige por las leyes que nacen de la naturaleza.

Ubicada a 265 Km al oeste de la Ciudad de Córdoba por la ruta provincial nº 28, el Parque Provincial y Reserva Forestal Natural Chancaní nos espera con toda la belleza escénica de sus paisajes, con sus recorridos de interpretación ambiental y de observación de flora y con la posibilidad de acampar en medio de la inmensidad de su paradisíaco entorno.

Cada nuevo paso por la majestuosidad de su territorio, nos va mostrando los cientos de mundos que conviven en él. Cada nuevo paso nos va abriendo la posibilidad de aprender cómo se manejan las leyes, como se mantiene equilibrada la balanza de la vida, para que cada una de las especies ocupe un lugar único, para que cada uno de los animales beba lo necesario del manantial de la naturaleza.